La naturaleza al servicio de los eventos

Un día farniente en una playa privatizada de la Isla Saona, un almuerzo en un rancho en el medio de la cordillera oriental, un cóctel sorpresa en una laguna de aguas cristalinas, una noche taino en una cueva, remontar un río tropical a bordo de un barco de ruedas, una beach party en una playa salvaje...